Back PUBLICACIONES FENAVI Desde la Presidencia 2 DE OCTUBRE

2 DE OCTUBRE

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

[ 2016 ~ Número 16 ]

El 2 de octubre será recordada por ser la fecha en la que se decidió el futuro de Colombia. Los colombianos iremos a las urnas y marcaremos Sí o No como respuesta a una pregunta que en últimas busca la aprobación de los colombianos a lo acordado tras 4 años de negociación en La Habana.

Pero el proceso de Paz, los textos de los acuerdos y hasta la pregunta del plebiscito han alimentado una máquina de polarización que nunca habíamos visto en la historia de Colombia. Generando, además, un efecto colateral y es que terminó contaminando el debate sobre los demás temas de la realidad nacional.

Hoy tenemos dos bandos: los del SI y los del NO, que buscan convencer, en medio de mutuos ataques, a los colombianos por una u otra respuesta. Ambos saben que la mayoría de los votantes llegarán al 2 de octubre sin haberse leído una sola página de los acuerdos. Y una parte de ellos, y a última hora como es la costumbre, harán algún esfuerzo por leer los resúmenes ejecutivos que abundan en las redes para llegar a las urnas y votar lo menos desinformadamente posible.

Seguramente habrá otro grupo de colombianos que consideran que no es necesario leerse las 297 páginas para votar a favor o en contra. Los que optarán por el SI, lo harán convencidos de que es mejor desmontar el letrero de las FARC, de que llegó la hora del perdón y la reconciliación, de que conviene desarmarlas y que su nueva lucha es mejor que sea en el congreso y no en la selva, que creen que esta es la oportunidad de oro para el campo y sus olvidados campesinos y que la Colombia de sus hijos será mejor que la que tuvieron ellos. Los del NO lo harán por el odio que le tienen a las FARC, porque fueron sus víctimas, porque les parece inaudito que no paguen por sus atroces delitos un solo día entre los muros de una cárcel, porque no confían en ellas, o porque le temen al posconflicto y no saben que es lo que se viene en materia política, en lo que respecta a la justicia, al modelo económico y al institucional.

En el marco de una decisión tan trascendental, lo mejor que debemos hacer como Colombianos es leer los acuerdos. Así evitamos que alguien los interprete por nosotros. Así nos escapamos de la polarización. Así votaremos por el rumbo de nuestra nación con la tranquilidad de que si optamos por una u otra respuesta, lo hicimos a partir de un convencimiento propio. Y sin lugar a dudas el juicio de la historia será severo. Pero que no nos juzguen por no entender por lo que estábamos votando.

Votemos el 2 de octubre. Votemos por el SÍ o por el NO, pero votemos.

PRESIDENTE EJECUTIVO DE FENAVI

Twitter: @AndrsValencia9