! A la Nevera !

El huevo es uno de los alimentos que mayores aportes nutricionales hace al organismo. Es fuente de proteína, vitaminas y minerales y su consumo ha sido recomendado por los pediatras desde muy temprana edad.


En Colombia se producen al año cerca de 13 mil millones de unidades para el consumo interno y es uno de los principales productos de la canasta familiar, por ello Fenavi hace una serie de recomendaciones sobre cómo se deben manipular en casa, con el fin de mantener su frescura y valor nutricional ya sea para el desayuno, almuerzo o cena.

La comercialización del huevo se realiza directamente en supermercados y tiendas de ba-rrio. Los consumidores los encuentran debidamente empacados, exhibidos en las góndo-las o vitrinas a temperatura ambiente.
No obstante, cuando se llevan a casa, una de las recomendaciones para mantener las propiedades de la clara y la yema, es guardarlos inmediatamente en la nevera.

De esta manera se mantienen sus características de frescura y se alarga su periodo de vencimien-to por más de una semana, además se protege la membrana interior que es clave para conservar las propiedades nutricionales que ofrece el huevo al momento de su consumo. Para aquellos productos que tienen impresa la fecha de vencimiento es importante con-sumirlos de acuerdo con lo indicado, así como abstenerse de llevar huevos que se en-cuentren en mal estado o con un olor diferente al característico de este alimento.

Si las personas habitan en zonas cálidas, se recomienda mantener los huevos en la neve-ra, pues las elevadas temperaturas generan que al interior de la cáscara se pierda porcen-taje de agua que tiene la función de proteger las propiedades nutricionales y de frescura.

Para mantenerlos bien conservados en la nevera es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Realizar periódicamente limpieza y desinfección de la nevera.
  • Garantizar su adecuado funcionamiento.
  • No sobrecargar la nevera, permita la separación entre productos, para garantizar que la corriente de aire llegue a todas las partes de la nevera.
  • Almacenar de forma separada y protegida todos los alimentos. Para el caso del huevo se recomienda guardarlos en un recipiente en óptimas condiciones, de fácil limpieza y con tapa.
  • Separar los alimentos crudos de los cocidos, de las verduras y frutas para evitar la contaminación cruzada.
  • Realizar una adecuada rotación de los productos que se tienen en la nevera y eli-minar aquellos alimentos que ya se vencieron o que se han deteriorado.

Cuando se almacenen los huevos en la nevera, es importante no lavarlos porque se rompe la membrana de la cáscara la cual protege el producto de cualquier contaminación externa.
Al momento de consumirlos es importante tener en cuenta las siguientes características para estar seguros que el huevo conserva toda su frescura:

  • Olor: característico al producto.
  • Yema: de forma esférica, de contorno ligeramente definido y centrada, y de color uniforme.
  • Clara o albumen: viscosa, limpia, consistencia firme, de aspecto homogéneo.

Deja un comentario